comecocos papel, pasos

Cómo hacer un comecocos papel para niños, paso a paso

Las manualidades son tareas que los niños adoran, porque son divertidas y entretenidas, y además potencian su creatividad, estimulan su desarrollo psicomotriz, ayudan a mejorar su capacidad de concentración y refuerza su autoestima, entre otras cualidades.

Por ello, hoy vamos a aprender a realizar un comecocos papel, un ejercicio muy sencillo y entretenido, que se convierte en una propuesta ideal para realizar con los más peques de la casa.

Disfrutarán haciéndolo y decorándolo, pero sobre todo, se lo pasarán genial  jugando con él.

New Call-to-action

¿Qué es un comecocos y cómo se juega?

Qué es un comecocos y cómo se juega

Este original juego infantil parte de la técnica del origami o la papiroflexia, es de origen japonés y consiste en hacer figuras de papel.

Se trata de un juego original y divertido con el que entretener a los niños y evitar que se pasen más horas de las necesarias frente al televisor o jugando a un videojuego, un día cualquiera o cuando está lloviendo y no pueden salir a la calle.

Seguro que en más de una ocasión has jugado con un comecocos papel cuando eras pequeño. ¿lo recuerdas? Pues debido a la pandemia, jugar al comecocos se ha convertido en una de las mejores alternativas de juegos educativos y creativos, por lo que hoy te vamos a recordar cómo hacer un comecocos papel paso a paso.

Materiales y herramientas para hacer un comecocos de papel

Materiales y herramientas hacer comecocos de papel

Para hacer un comecocos papel tan solo se necesitan unos papeles de colores, tijeras y lápices de colores o rotuladores.

En el caso de no disponer de folios de colores pueden ser blancos y coloreados directamente por los más pequeños de casa.

Cómo hacer un comecocos de papel paso a paso

hacer comecocos de papel
  1. Para empezar, debéis recortar la hoja de forma totalmente cuadrada, de modo que todos los lados midan lo mismo.
  2. Marca una línea diagonal que vaya de una esquina a la otra y dobla las esquinas hasta que os quede un triángulo. 
  3. Desdobla el papel para que vuelva a quedar cuadrado y traza otra diagonal con las dos esquinas restantes, de forma que quede marcada una ‘X’ en el medio de papel.
  4. Ahora debes doblar las 4 esquinas hacia el punto central de la hoja, que ha quedado marcado. Intenta hacerlo con cuidado para que las esquinas no queden superpuestas, ya que el comecocos papel no saldría bien.
  5. En cuanto tengas las cuatro esquinas dobladas hacia dentro le das la vuelta y vuelves a doblar cada una de las esquinas hacia el centro del cuadrado.
  6. A continuación dobla el papel por la mitad, de forma rectangular, lo desdoblas y repites el proceso por la otra parte. 
  7. Con estos pasos ya tendrás lista la estructura del comecocos de papel. Pon los dedos bajo las pestañas y verás como puedes empezar a abrirlo, en vertical y horizontal, fácilmente. Si te atascas en alguno de los pasos puedes consultar algún vídeo tutorial que encontrarás en internet. ¡El proceso es muy sencillo!
  8. Para que el juego sea más creativo y divertido puedes pedirles a los niños que pinten cada uno de los triángulos interiores, los marquen con algún número o un dibujo, de modo que puedan empezar a jugar con el comecocos papel.

Qué escribir en un comecocos

Aunque cuando éramos pequeños escribíamos pequeñas frases en cada triángulo interior tipo, “eres la persona más lista”, “la más guapa”, “la más simpática”, etc., podemos escribir muchas otras cosas que nos permitan crear divertidos juegos o auténticas gymkanas para los niños en casa, gracias a las que además, podrán aprender jugando.

Por ejemplo, puedes jugar a la búsqueda del tesoro utilizando el comecocos para dar las pistas o realizar distintos tipos de pruebas divertidas que indicarás detrás de cada solapa, como bailar, cantar una canción, saltar a la pata coja o hacer una voltereta. 

Si además de divertirse quieres que aprendan, puedes añadir palabras que hagan referencia a objetos que deban buscar en casa o poner nombres de animales para que imiten su sonido que tendrán que adivinar el resto de los niños.

Las posibilidades son infinitas, tan sólo déjate llevar por tu lado más creativo y vuelve a tu infancia con el juego de los comecocos papel, ahora con tus hijos.

Si cuando eras un niño disfrutabas jugando al comecocos con tus amigos, enséñales a hacerlo de forma rápida, sencilla y original.

New Call-to-action

¡Danos tu opinión!

​ ​

Suscríbete a la newsletter